Estadísticas del INE: Aumentan familias pequeñas y divorciados que vuelven a casarse - El Mercurio

Familias más pequeñas, que se conforman más tarde, aumento de matrimonios de personas divorciadas y la priorización de un proyecto de vida antes que tener más hijos. Estos son algunos de los datos que se pueden extraer de las estadísticas vitales elaboradas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), al comparar los últimos 15 años.

Por ejemplo, una de las características es la postergación de la maternidad. Entre 2000 y 2015 aumentaron en 34% los niños de madres mayores de 40 años: hace 15 años, la cifra ascendía a 7.482; hace dos años fue de 10.049. Pero la postergación de la paternidad también se hizo patente, en 19% en el mismo período: de 24.895 a 29.611.

Junto con esto, baja el número de hijos. Mientras en 2000 los casos donde el nacido correspondía al tercer hijo o posterior eran 68.177; en 2015, estos se redujeron a 55.180. Es decir, una baja de 19%. Los que sí subieron fueron los segundos hijos, de 77.296 a 84.987, un 10% más.

Estas cifras visualizan un cambio que, según la socióloga de la U. de Chile, Catalina Arteaga, se relaciona con que “la gente tiene otros proyectos de vida, proyectos individuales. Hay mujeres que ya no tienen está visión centrada en tener hijos”.

Según los especialistas en sociología, el fenómeno que sucede en Chile en relación a las familias es una dinámica observada en otros países que también pasan por un envejecimiento poblacional, y por cambios en las prioridades de vida.

“Hemos pasado de lo que llamábamos la ‘familia extensa’, que podían tener cuatro o más hijos además de otras personas en el grupo, a la ‘familia nuclear’: compuesta por papá, mamá y máximo dos hijos”, plantea Sergio González, antropólogo y vicerrector de Vinculación con el Medio de la U. de Santiago. Añade que este proceso viene “desde el último tercio del siglo pasado, pero ahora las estadísticas lo están visualizando, porque es una tendencia clara”.

Por ejemplo, un área donde existe un alza sostenida es en el matrimonio entre divorciados. Según las cifras del INE, estos enlaces han aumentado 36% entre 2010 y 2015, pasando de 13.608 a 18.308. En el caso de las mujeres el aumento es superior, de 5.474 a 7.894, 44% más.

Ismael Puga, investigador de la U. Central, explica que ha variado la visión del matrimonio: “Ya no se ve como algo irreversible. Las personas están atreviéndose a verlo como una opción que se puede explorar”.

Mientras, Francisca Dussaillant, directora de Políticas Públicas de la U. del Desarrollo, plantea que entre los factores también está que “la calidad de vida ha mejorado, pero también aumentan los costos: por ejemplo, la educación se vuelve más larga y, por ende, más cara”.

”Este proceso viene desde el último tercio del siglo pasado, pero ahora las estadísticas lo están visualizando, porque es una tendencia clara”.
SERGIO GONZÁLEZ Antropólogo de la U. de Santiago

”La calidad de vida ha mejorado, pero también aumentan los costos: por ejemplo, la educación se vuelve más larga y, por ende, más cara”.
FRANCISCA DUSSAILLANT Académica de la U. del Desarrollo

”El matrimonio ya no se ve como algo irreversible. Las personas están atreviéndose a verlo como una opción que se puede explorar”.
ISMAEL PUGA Sociólogo de la U. Central

2017-09-11_impresa.elmercurio.com_MERSTNA008CC1109_1100

Compartir